Gascón 1467 - Palermo
15 5026 1849

EL BUEN MORIR

Todo el misterio de la vida se revela, siendo fundamental mantener la serenidad para contemplar los valores, deudas y responsabilidades, resolviendo las perplejidades en el súbito caos de este "examen" de último momento.

BUEN MORIR

EL BUEN MORIR

Hay un punto central en nuestro interior, que es lo más auténtico, íntegro y puro. Es el YO verdadero. Ese YO observa la vida del hombre con claridad, sin condicionamientos.

Si permitimos a ese Yo verdadero regir nuestros asuntos, viviremos cada día de acuerdo a los valores eternos y, cuando llegue el momento de la separación del cuerpo lo recibiremos con naturalidad.

Los últimos momentos de la vida física son muy importantes para la trascendencia. El YO, hasta entonces enredado en lo mundano, en las pasiones y debilidades mortales, mira en un instante  el carácter transitorio de todas nuestras faltas. Todo el misterio de la vida se revela, siendo fundamental mantener la serenidad para contemplar los valores, deudas y responsabilidades, resolviendo las perplejidades en el súbito caos de este “examen” de último momento.

Si durante nuestra vida, nos enfocamos en perfeccionar el arte de morir, tendremos una transición muy diferente a la del que vivió sin rumbo, sin saber de qué se trata la vida y la muerte.

En este trascendental encuentro del Buen Morir, abordaremos tanto el amor a la vida y la muerte, la ley de causa y efecto, el karma, la culpa, el desapego, el miedo de sufrir y de no ver más a los seres queridos.

Se trata de un encuentro vivencial, en el que brindaremos herramientas concretas para trascender las muertes pasadas y futuras de nuestros seres queridos y la llegada de la propia muerte.

Te esperamos.

 

Vedanta y Ekin.

Modalidad: Presencial

Duración: 3 horas (de 14 a 17 hs)

Lugar: Jufré 495. Villa Crespo.

Temática: Terapia y Meditación

Coordinación: Rosana Aispurú (Vedanta) y Alejandro Scotti (Ekin )

Informes e inscripción

Nombre:

E-mail:

Servicios relacionados

Hatha Yoga

"La Muerte es la mayor ficción" OSHO